Set de brochas de maquillaje naturales de Bachca azul petróleo

49,00 €
No está disponible
SKU
Bachca: Set brochas Azul Petróleo

El set de brochas azul petróleo de Bachca es una combinación ideal de 3 materiales cuidadosamente seleccionados: pura fibra sintética de incomparable suavidad, mango de madera natural pintada y virola de aluminio dorado. Un juego de 5 brochas para un maquillaje completo.

¿Qué brochas incluye este set de Bachca?

El juego de brochas Bachca incluye 5 herramientas profesionales para rostro y ojos:

  • Brocha para polvos. La brocha para polvos Bachca es imprescindible, ya que es ideal para aplicar polvos compactos o sueltos de manera uniforme sobre todo el rostro.
  • Brocha para colorete y/o contorno. La brocha para colorete y contorno Bachca es ideal para aplicar polvos compactos o sueltos. Su forma biselada sigue las curvas del rostro y permite una perfecta aplicación en pómulos y bordes.
  • Brocha para base o mascarillas. Esta brocha es ideal para aplicar una base impecable. Sus cerdas sintéticas ligeramente degradadas permiten aplicar una película ultrafina de base para un resultado aterciopelado uniforme. Es ideal también para la aplicación de mascarillas.
  • Pincel de sombra de ojos biselado. Este pincel también se puede utilizar para aplicar y difuminar el lápiz de cejas, pero también para dibujar una línea del delineador de ojos. Sus finas fibras sintéticas biseladas permiten trazar con mucha precisión el contorno de los ojos para definir e intensificar la mirada.
  • Brocha delineadora de párpados, cejas y ojos. La brocha para ojos biselada de Bachca es el accesorio ideal para aplicar sombras de ojos. Su punta biselada está diseñada para trabajar con sombras en el pliegue del párpado y en el hueso de la ceja.

¿Quieres otras brochas de maquillaje distintas? Tenemos las mejores en esta sección.

¿Cómo cuidar y limpiar el set de brochas azul petróleo de Bachca?

Limpiar el set de brochas azul petróleo de Bachca es realmente sencillo. Para ello, sigue los siguientes pasos.

  1. Sumerge la cabeza de la brocha en agua.
  2. Aplica un poco de jabón (o champú suave) en la palma de tu mano.
  3. Frota el cepillo en tu mano con pequeños movimientos circulares y enjuague. Repite la operación hasta que la brocha esté limpia.
  4. Exprime todo lo posible con los dedos.
  5. Extiende una toalla pequeña sobre una superficie plana y coloca los cepillos uno al lado del otro. Es especialmente importante no secarlos de manera vertical, ya que la acumulación de agua en la virola puede dar lugar a que la base de las cerdas se pudra.

Nuestro Instagram